7/16/2010

Nos acercamos a la Giraglia

Ya sólo nos separan 23 millas de la famosa roca de la Giraglia. Todo el día de ayer fue desesperante, con muy poco viento y tratando de avanzar millas como cuentagotas. Aleix estuvo todo el día a la caña del ANTAAS 347 para tratar de sacarle el máximo partido y con la idea de descansar por la noche. Pero finalmente sus planes se truncaron. Al caer el sol, el mar se llenó de mil luces y el tráfico marítimo era tan abundante que se pasó todo la noche vigilando a los mercantes, y con una calma total de 0-1kn, y la veleta girando como una loca. Ahora está bastante cnasado pero con la moral muy alta. Continúa navegando en popa con el spinnaker más grande aprovechando cada rachita del W que le va entrando apenas con 4Kn de intensidad. No ha sufrido ninguna rotura y nos comenta que el primer día se entretuvo arregando un winche que no iba del todo bien y tras cambiar una de las pestañas interiores ya va de maravilla. Ahora se dispone a comer algo fresco y ligero, porque el calor es insoportable y ya piensa en la estrategia que llevará a partir de bordear el norte de Córcega.

Si las previsiones se mantienen, no hay demasiado viento por esa zona y lo que hará probablmente es acercarse a la islita de Capraia y de allí ir bajando en popa ya que el viento rolará a norte y por esas inmediaciones parece que es donde habrá más viento.

Desde aquí os seguiremos a todos informando y esta noche cuando estemos saltando en el concierto del Club Náutico de Vilassar al ritmo frenético de los THE TALL TUTSIES, seguro que todos sus amigos nos acordaremos de él y le daremos muchos ánimos para seguir con su travesía.

1 comentario:

Paula dijo...

¡¡Aleixus!!! salió pelin mal el concierto por causas técnicas!! pero todos tuvieron un recuerdo para ti..¡¡ánimo pirata!! un beset. Paula.